La mayoría de nosotras sufrimos algún tipo de daño en el cabello en algún momento de nuestras vidas, ya sea el cabello dañado por tintes, los peinados con calor, los tratamientos capilares con productos químicos o sencillamente por la vida cotidiana.

El daño que ocurre en el interior del cabello hace que su exterior se vea apagado, seco e incluso a veces, pajoso. Y apuesto que ese no es el aspecto que deseas. Puedes incluso sentirte culpable de ser, sin quererlo ni desearlo, la responsable del daño, pero no sabes por dónde comenzar a recuperar tu cabello para que se vea saludable.

Entonces, ¿qué puedes hacer? Antes que nada, es necesario que evalúes el tipo de daño que tiene tu cabello y una vez hecho, comenzar con un buen régimen de cuidado para el cabello dañado o maltratado.

Y sin más demoras, aquí te explicamos cómo puedes saber si tu cabello está dañado, qué tipo de daño es y cuáles son los tratamientos capilares apropiados que debes hacer para recuperar el aspecto saludable de tu cabello.

¿Mi cabello está dañado?

Puntas abiertas

¿Conoces esos puntos blancos delatores en el extremo de tu cabello, o has notado los extremos totalmente divididos? Bueno, son el resultado de situaciones como el desgaste diario, los peinados con calor y factores ambientales, y todos gradualmente van desgastando la cutícula del cabello. Con el tiempo, las capas exteriores se debilitan y se quiebran en el centro, lo que lleva al aspecto de puntas abiertas fácilmente reconocible.

Cómo arreglarlas: Las visitas periódicas a la peluquería para recortar los extremos ayudará a evitarlas, tal como lo hace un tratamiento profundo. Puedes realizarle a tu cabello un Tratamiento Restauración de Pantene para controlar daños como las puntas abiertas. En solo unos minutos verás cómo tu cabello se siente sedoso y sus puntas suaves, y puedes dejarlo durante más tiempo si consideras que tu cabello necesita algo extra, mientras te relajas en la bañera o terminas un episodio de tu serie favorita. No solo le otorga a tu cabello ese aspecto saludable que deseas, también repara el daño desde el interior.

Cabello áspero al tacto

¿Tu cabello está áspero al tacto? Es una alerta de daño importante. Gran parte del daño que sufre el cabello proviene de cambios en su estructura que ocurren durante los peinados. Ya sean alisados, permanentes o tinturas con productos químicos que lo debilitan y resecan.

Y lo mismo ocurre cuando te peinas con calor, ya sea que uses la alisadora o la rizadora. Si dejas caer una gota de agua en tu alisadora, chisporrotea y se evapora de manera casi instantánea. Bueno, lo mismo ocurre con tu cabello. Todo ese calor hace que tu cabello pierda la humedad que es fundamental.

Cómo arreglarlo: cuando tu cabello necesite recuperar su salud y brillo, utiliza un tratamiento reparador, como las Ampollas/Ampolletas Restauración todas las semanas para revitalizarlo. Nutre profundamente y suaviza tu cabello en tan solo 1 minuto para reparar los signos visibles de daño. Tu cabello se verá más saludable y brillante, por lo que puedes peinarlo sin culpa.

Quiebre

El cabello que se ha debilitado en el tiempo ya sea por el uso de productos químicos, aplicación de calor o por olvidar recortar las puntas, tiene más probabilidades de quebrarse. A medida que el daño es mayor, también lo es la cantidad de escamas del cabello que se elevan y luego se pierden. Con el tiempo, esto da lugar al quiebre, y en los casos más extremos, el cabello puede cortarse totalmente. No es lo ideal. Cómo arreglarlo: un tratamiento fortalecedor, como nuestro Acondicionador 3 Minutos Milagrosos Restauración, es excelente para fortalecer y nutrir tu cabello, y si bien funciona como tratamiento, también es un acondicionador intenso, pero ligero.

Opacidad

Cuando el cabello está dañado, su apariencia es opaca, sin vida. Principalmente, se debe al daño que sufre o a los factores estresantes externos que levantan las cutículas. De esta manera, no se refleja la luz en el cabello y carece de ese brillo encantador.

Cómo arreglarlo: la hidratación es fundamental para estimular la elasticidad del cabello, evitar que se quiebre y protegerlo de factores externos, como los cambios climáticos, la contaminación y los rayos UV. Una colección profundamente hidratante, como Colección Hidratación Extrema diseñada para proteger el cabello de los factores que provocan el frizz y mantener la hidratación.