Lo que necesitas saber del cabello graso

¿Sientes que tu cabello está siempre graso y poco manejable? Aprende las maneras más fáciles de deshacerte del aspecto grasoso y descubre cómo elegir un shampoo para cabello graso.

Todas alguna vez hemos deslizado nuestros dedos por el cabello y nos ha parecido como si alguien hubiera dejado caer el contenido de una freidora en tu cabeza, por eso conocemos la lucha eterna del cabello graso.

Hay días en que tu cabello se ve apretado y sin brillo. Y aunque es probable que hayas pasado mucho tiempo en el sector de cuidado capilar buscando el shampoo para cabello graso que mejor funcione, algunas búsquedas han sido en vano, porque sigues sin poder dominar esa bomba de tiempo que tienes en la cabeza.

Puedes poner en práctica algunos trucos sencillos para eliminar combatir la batalla del aceite no deseado. Lee estos consejos para volver a tener tu cabello dinámico y vibrante.

¿Por qué se engrasa tanto el cabello? Los folículos capilares de tu cuero cabelludo segregan aceites naturales llamados sebo, encargado de humectar naturalmente el cabello. En teoría, es estupendo, pero no todos los cueros cabelludos son iguales; algunas personas producen demasiado sebo, lo que se evidencia en un cabello grasoso.

Debes entender que cada tipo de cabello puede producirlo en exceso o no, por eso, en general es más aparente en aquellas personas con cabello más lacio y fino, ya que el aceite se desplaza por el tallo del cabello con mayor rapidez, con respecto a los cabellos gruesos y rizados.

Por eso si buscas la solución al cabello graso, sigue leyendo los tips que tenemos para ti:

Límpialo de manera más inteligente Las personas con cabello graso creen erróneamente que el uso de shampoo de limpieza profunda es la única manera de lavarlo. Pero no es así, cuando utilizas este tipo de shampoo en exceso, puedes quitarle a tu cabello sus nutrientes y aceites naturales.

Por eso Pantene tiene para ti el Shampoo Micelar Purifica e Hidrata que limpia tu cabello sin alterar el equilibrio natural del cuero cabelludo. Utilizando suaves micelas, que generan un efecto positivo en contacto con el agua y el aceite. Lo que significa que pueden “atrapar” efectivamente la suciedad y el aceite, para luego eliminarlos en el enjuague, ayudando a los nutrientes internos a mantenerse en su lugar, y lo mejor de todo ¡Sin restregar ni raspar el cuero cabelludo de manera agresiva!

Si crees que es absolutamente necesario lavarte el cabello todos los días, este producto suave es ideal para ti.

A veces es bueno NO lavarlo Considera lo siguiente: si no lavas tu cabello durante tres días, el cabello puede acumular hasta el 4 % de su propio peso en aceites del cuero cabelludo, residuos de productos y contaminación ambiental, lo cual ayuda en su sostenimiento natural. Sin embargo, si tienes la necesidad de lavarlo porque te sientes incomoda, puedes hacerlo. Pero antes asegúrate de contar con los productos necesarios que te permitan mantener los ingredientes naturales de tu cabello, mientras realizas una limpieza profunda y duradera.

El Minute Miracle Shampoo Restauración es un producto desintoxicante famoso por su capacidad de absorber las impurezas en sus minúsculos poros. Absorbiendo la suciedad y la acumulación que tornan pesado el cabello, dejándolo rejuvenecido. Esa acción desintoxicante también hace que tu cabello se sienta más liviano, con un aspecto más voluminoso. Es la opción perfecta para quienes desean pasar algunos días sin lavar el cabello, y aun así seguir luciendo perfectas.

Como si fuera poco, seguimos ofreciéndote más opciones para que luzcas un cabello radiante. Atrévete a usar El Shampoo Seco de Pantene, conocido como shampoo en seco que, si bien no limpia tanto como un lavado convencional, es una opción conveniente cuando estás en movimiento o cuando simplemente no puedes lavarte y peinarte ese día. Absorbe los aceites y disminuye el brillo asociado. Aplica un poco sobre el cabello, masajéalo, cepíllalo y sal a la calle luciendo muy bien.

No olvides el acondicionador en tu rutina

Usualmente no usamos el acondicionador a diario y nos olvidamos de sus beneficios en nuestra rutina de cuidado capilar. El acondicionador no sólo significa hidratación; sino que también devuelve a tu cabello los nutrientes perdidos por factores externos, manteniéndolo saludable y fuerte de adentro hacia afuera. Por eso, aconsejamos a quienes tengan cabello graso (y cabello fino en general) considerar lo siguiente:
• Evita usar acondicionadores muy concentrados, como aquellos que dicen “intenso” o “acondicionamiento profundo”. Busca en cambio texturas más livianas (e igualmente nutritivas) como espuma, gel o leche que tu cabello pueda absorber con facilidad. Los acondicionadores en espuma de Pantene son una excelente opción. Ya que se absorben por contacto para nutrir el cabello de adentro hacia afuera, dejando el cabello limpio al tacto.
• Evita usar acondicionador en tu cuero cabelludo o demasiado cerca de las raíces. Si bien quieres acondicionar hasta lo más arriba posible para proteger tu cabello del calor y los rayos UV en toda la extensión, deberás dejar un espacio entre el cuero cabelludo y el cabello.

Sigue estos consejos simples y tu cabello graso será un problema del pasado. ¡Dile sí a un cabello flexible, suave y dichosamente libre de grasa!

¿Fue útil este artículo?