Tener un cabello hermoso y saludable puede llegar a ser todo un reto debido a que existe una gran diversidad de tipos de pelo y cada uno de estos representa diferentes necesidades, desafíos y cuidados.

Antes que nada, es importante que identifiques si tus hebras son onduladas, rizadas, crespas o lisas y que también reconozcas si existe una tendencia a ser un cabello seco, graso o mixto.

Hoy te presentaremos algunos trucos para facilitar la transición de un cabello maltratado a un cabello sano, que aunque en algunos casos es más difícil que en otros, siempre será posible lograrlo, a través del uso de productos Pantene, que gracias a sus diferentes líneas de shampoos, acondicionadores, cremas y tratamientos, tu cabello lucirá fabuloso en un abrir y cerrar de ojos.

La importancia de los tratamientos capilares

Muchas veces factores como el sol, agentes químicos, el calor de la plancha entre otros, resecan, maltratan y dañan el cabello haciendo que este pierda su brillo y vida. Es por esta razón, que además de un lavado normal se debe hacer uso de tratamientos, mascarillas y ampollas que ayuden a cada hebra del cabello a recuperar su belleza natural.

El uso de shampoos, acondicionadores y cremas para peinar no es un misterio, ya que su aplicación es fácil y no muestra complicaciones pero ¿cómo se puede potencializar el uso de un tratamiento para el cabello? Encuentra la respuesta siguiendo estos consejos:

  1. Debes escoger el tratamiento que más se ajuste a tus necesidades.
  2. Lava tu cabello con shampoo y acondicionador.
  3. Con el cabello húmedo, toma un poco de producto, separa el cabello en mechones y aplícalo de medios a puntas, recuerda no frotarlo evitando así la fricción que puede ocasionar el rompimiento de las hebras del cabello.
  4. Usa un peine de dientes anchos y empieza a peinar de medios a puntas (hacia abajo) de este modo se repartirá el producto por todo el cabello.
  5. Para que los tratamientos sean más efectivos podemos aplicarle un poco de calor con el secador, de esta manera el producto penetrara la hebra brindándole más beneficios al cabello.
  6. Finalmente, dependiendo del tipo de tratamiento que decidiste usar (Tratamientos y Cremas Con Enjuague o Tratamientos y Cremas Sin Enjuague) Enjuaga o deja actuar y voilà! luce un cabello hermoso.
  7. Repetir el proceso cuantas veces lo creas necesario.

Trucos para potencializar los tratamientos para el cabello Image 1

¿Cuáles son los tratamientos ideales para cada tipo de cabello?

Es esencial que tengas en cuenta que según el tipo de pelo que tengas, deberás enfocar tus esfuerzos capilares para lograr suplir sus requerimientos, lo que se traducirá en un cabello cuidado.

Tratamientos para cabello ondulado, rizado o crespo

Si tienes el cabello rizado o crespo lo más probable es que estés lidiando con problemas de caspa y resequedad tanto en la fibra capilar como en el cuero cabelludo, ya que su curvatura impide que los nutrientes y la humedad lleguen de raíz a puntas, así que lo recomendabe en este caso es que uses productos de hidratación y nutrición que le proporcionen tanto a tus rizos como a tu cuero cabelludo.

Trucos para potencializar los tratamientos para el cabello Image 2

Recuerda que de un cuero cabelludo sano dependerá tener un cabello saludable y que esta e una parte de tu piel que no puedes descuidar.

Tratamientos ideales para cabello liso

Aunque el cabello lacio es uno de los más sencillos de manejar, también presenta retos como la finura de sus hebras, la inexistencia de volumen y lo proclive que es a perder su forma y textura ante factores externos como la lluvia y el viento.

Adicionalmente, es un tipo de cabello que suele enredarse con facilidad y que en ocasiones es necesario lavar con mayor frecuencia ya que tiende a engrasarse, así que lo mejor para esta categoría, es aplicar especialmente tratamientos de nutrición y reconstrucción capilar y hacerlo de medios a puntas.

Prueba hacer un cronograma capilar

Tal vez hayas escuchado de esta rutina capilar que tiene como objetivo devolverle al cabello sus propiedades naturales de vitaminas y minerales, que normalmente se pierden en el día a día a causa de la contaminación o el uso de planchas, secadores y tinturas.

Este tratamiento casero para el cabello se realiza durante un mes aproximadamente, de la siguiente manera:

  • Aplicación de mascarillas o tratamientos de hidratación (7 veces al mes)
  • Aplicación de mascarillas o tratamientos de nutrición (4 veces al mes)
  • Aplicación de mascarillas o tratamientos de reconstrucción (1 vez al mes)
Cronograma Capilar Lunes Miércoles Viernes
Semana 1 Hidratación Hidratación Nutrición
Semana 2 Hidratación Nutrición Hidratación
Semana 3 Hidratación Hidratación Nutrición
Semana 4 Hidratación Nutrición Reconstrucción

Es posible que encuentres algunas variaciones de esta rutina, ya que esta estará sujeta a las necesidades específicas de tu cabello. Si tu cabello está seco y sin brillo, es probable que necesites más hidrataciones, si por el contrario lo sientes frágil y sin vida, lo recomendable será hacer más énfasis en nutrición. Lo idea es que la reconstrucción se haga una vez el pelo haya recuperado sus propiedades básicas de humectación, suavidad y elasticidad.

Sigue estos paso y dale la bienvenida a un cabello fantástico y saludable. ¡Anímate a lucir una melena de ensueño con Pantene!

¿Fue útil este artículo?