Tener el cabello graso de vez en cuando, es un proceso natural. Sin embargo, nos sentimos frustradas cuando después de tan solo un día, el cabello está graso, y debemos lavarlo diariamente para mantenerlo con buen aspecto.

Pero, para todo hay una explicación, es por eso que, si tu cabello se pone graso en poco tiempo, tenemos la solución. Sigue leyendo para aprender más acerca del proceso y las razones que hacen que el cabello este graso repentinamente.

Causas de un cabello graso

El cabello graso es el resultado de una acumulación o un exceso de sebo o en otras palabras son los aceites naturales producidos por nuestro cuero cabelludo para mantener al cabello saludable. Estos aceites naturales ayudan a proteger las capas exteriores del cabello y protegen las delicadas proteínas que se encuentran en su interior.

Con el pasar de los días estos aceites naturales se acumulan y hacen que la superficie de tu cabello se vea opaca y pegajosa. Y claro, todos producimos sebo, pero los cambios hormonales como la pubertad o el embarazo pueden aumentar, o disminuir, la producción de sebo. Sin embargo, el exceso puede evitar que tengas un cabello sano ya que al estar expuesto a rayos UV se oxida y degrada, hasta ocasionar daños en el cabello y cuero cabelludo.

La rapidez con que se engrasa el cabello depende del tipo de cabello que tengas, es decir: quienes tienen el cabello fino, por ejemplo, tienen mayor probabilidad de que su cabello se engrase rápidamente, ya que puede absorber más sebo y humedad, contrario a lo que sucede con aquellos que tienen el cabello más grueso y ásperos.

Factores que influyen en un cabello graso

Cambios en la dieta

Si has vivido cambios en el estilo de vida o en la dieta durante los últimos dos meses, ahí podría estar el motivo de que tu cabello se torne graso tan rápidamente. La mejor manera de descubrir cuál es el problema y solucionarlo es hablar con tu médico, antes de modificar la rutina de cuidado del cabello para compensar el aumento de los aceites.

No usas los productos adecuados

¿Has cambiado recientemente tu rutina de cuidado del cabello? Todas queremos que nuestro cabello esté hidratado, ya que la hidratación es la clave de un cabello con aspecto saludable y agradable. Ahora bien, no todos los tipos de cabellos requieren la misma cantidad de hidratación, el cabello grueso, áspero o rizado puede absorber mucha más humedad que los tipos de cabello finos. Como resultado, si tienes cabello fino y usas productos hidratantes pesados, podría ocurrir que el cabello se engrase más rápido porque hay un exceso de hidratación.

Los productos que se usan durante el peinado son fórmulas que dejan residuos, que se enjuagan hasta el próximo lavado. Con el paso del tiempo (a veces, apenas unas horas más tarde), se acumularán en el cuero cabelludo, y producen ese aspecto graso que tanto quieres evitar. La solución fácil es ser conscientes cuando aplicamos productos para peinar o sin enjuague en las raíces, ya que muchas veces, menos es más.

¿Estás segura que usas el shampoo y acondicionador que tu cabello necesita? El uso de productos demasiado pesados para tu tipo de cabello, pueden ocasionas que tu cabello no absorba del todo la hidratación que necesita. Si tu cabello se engrasa fácilmente, puedes utilizar nuestro Shampoo Cuidado Clásico ideal para dejar tu cabello como nuevo y sin pesadez una vez lavado.

Cambios hormonales: pubertad, embarazo y menopausia

Nuestras hormonas controlan la producción de sebo, por lo que un aumento sorpresivo en la producción de aceite en el cuero cabelludo puede ser el resultado de cambios hormonales.

Se ha descubierto que los cambios hormonales en las distintas etapas de la vida, como la pubertad, un embarazo y la menopausia, afectan los niveles de sebo, y por eso la mayoría de nosotras vivimos este cambio en algún punto en nuestras vidas. La pubertad es la primera de estas etapas donde probablemente se vea un aumento, y luego los niveles disminuyen a partir de los veinte años.

No te dejes llevar por el pánico, ya que es posible controlar el cambio en los niveles mediante medidas de precaución incorporadas en tu régimen de cuidado del cabello.

La madre naturaleza y los cambios en el ambiente

Es posible que el cambio de estaciones, o el clima descontrolen los niveles de aceite en tu cabello. Las glándulas sebáceas se adaptan para proteger el cuero cabelludo, y muchas veces lo hacen aumentando los niveles de aceite que producen. Sin embargo, con frecuencia el cabello no puede absorber todo este aceite adicional que se produce, y queda con aspecto grasoso.

Tocarse el cabello periódicamente

¿Eres de las que se toca el cabello inconscientemente y te produce placer? A todas nos gusta, lo que se nos olvida es que tocarlo tantas veces al día puede engrasarlo más de lo normal. Puede parecer algo simple, pero tocarse el cabello o incluso moverlo de un lado hacia el otro puede aumentar la distribución del sebo a través del cabello, lo que genera un aspecto grasoso. ¿Has tocado o jugado con el cabello mucho últimamente? Puede esa ser la causa del cabello repentinamente grasoso.

¿La solución? Cuando te sientas tentada de jugar con el cabello, átalo y así eliminas la tentación.

Cómo evitar que el cabello se engrase rápidamente

Usa un shampoo de limpieza profunda

Ahora que conoces la importancia que tiene usar un shampoo que no cargue el cabello con hidratación innecesaria, es hora de analizar más cuál es el shampoo ideal que limpiará el cabello durante más tiempo otorgándole, dejándolo fresco, sin que se vea seco.

Un shampoo de limpieza profunda no solo limpiará completamente la suciedad y acumulación de sebo del cabello, sino también cualquier excedente innecesario del producto, por lo que el cabello quedará profundamente limpio. Prueba nuestro Shampoo Micelar Purifica e Hidrata ideal para eliminar todas las impurezas y las acumulaciones a fin de limpiar profundamente el cabello, pero sin quitarle todos los beneficios naturales que posee.

Usa un acondicionador más liviano

Todos los tipos de cabello necesitan hidratación para mantenerse saludables, brillantes y flexibles, por lo que debes buscar un acondicionador con una fórmula que te ofrezca el equilibrio que tu cabello necesita.

Los acondicionadores de espuma ofrecen todos los beneficios hidratantes de un acondicionador tradicional, pero en una fórmula liviana como el aire, que se enjuaga totalmente, por lo que no tienes que preocuparte de recargar el cabello. Estas fórmulas hidratan profundamente el cabello sin dejar residuos, y lo dejan tan liviano que parece flotar.

Te recomendamos probar el Acondicionador Micelar Purifica e Hidrata ideal para el cabello grasoso y apagado que realmente necesita un poco de “aire” para levantarse. Aplica en la parte media y en las puntas del cabello, para evitar problemas con las raíces grasas.

¡Recuerda!: Cuando enjuagues el cabello, baja la temperatura del agua, ya que al lavarse el cabello con agua caliente estimulas las glándulas sebáceas, generando más aceites para tu cabello. Por eso te recomendamos lavarlo con agua fría para que selles la cutícula del cabello y evitando así que el cabello se engrase rápidamente.

Péinate de manera inteligente Usa únicamente productos para peinar livianos que no agregarán demasiado peso al cabello, y evita los acondicionadores pesados y sin enjuague. Nuestro Acondicionador 3 Minute Miracle Restauración proporciona un refuerzo al cabello fino que dura todo el día, además lo protege contra la humedad, logrando así que puedas controlar el frizz. Y como para todo existe una solución, si prefieres los sprays en lugar de las mousses, o prefieres una fijación adicional para el peinado, prueba nuestro Hair Booster Micelar que le dará volumen y acabado livianos a tu peinado.

Algunos tips:

  • ¡Evita cepillar demasiado el cabello! 2 ó 3 veces por día es suficiente, procura utilizar un cepillo de cerdas naturales ya que son más suaves para el cuero cabelludo.

  • Mantén los utensilios para peinarte y los cepillos tan limpios como puedas para evitar la transferencia de grasa

  • Cambia periódicamente la funda de la almohada, para que el cabello tenga un entorno limpio mientras duermes.

Visita a tu médico

Si crees que la aparición repentina de cabello graso se debe a un problema hormonal, en la dieta u otro problema médico, siempre debes consultar a tu médico para hablar sobre el tema y recibir asesoramiento específico para tu caso.

¡Tener cabello graso no tiene por qué ser una tragedia! Con un poco de investigación y algunos cambios en la rutina del cuidado de cabello, verás que tendrás el cabello controlado rápidamente.

¿Fue útil este artículo?