Las mascarillas capilares se han vuelto muy populares en los últimos años. Sin embargo, muchas aún no encuentran la diferencia entre una mascarilla y un acondicionador. E incluso llegan a dudar de cuál es la indicada según el tipo de cabello.

No temas; haremos un recorrido de cómo usar una mascarilla capilar y cuál es la mejor para tu tipo de cabello. Sigue leyendo…

¿Qué es una mascarilla capilar?

Una mascarilla suele ser una versión más espesa y concentrada del acondicionador que se deja en el cabello por más tiempo y capaz de brindar un tratamiento más intenso. Sus ingredientes al ser más potentes requieren de más de tiempo para penetrar en tu cabello y hacer su trabajo, por lo que una mascarilla es la excusa perfecta para disfrutar de un baño y de Netflix mientras la tienes en el cabello.

Pasos para usar mascarillas capilares

  1. Lávate el cabello

    Tu cabello debe estar completamente limpio y listo para absorber los ingredientes clave de la mascarilla. Si tu cabello está en malas condiciones o se siente especialmente seco, usa acondicionador de la manera habitual antes de colocarte la mascarilla. De lo contrario, no te preocupes, ya que con la mascarilla repondrás la hidratación.

  2. Seca el exceso de agua con una toalla de microfibra o una camiseta de algodón

    Para mejores resultados, aplícate la mascarilla en el cabello húmedo: ni muy seco ni muy mojado. Esto ayudará a que los ingredientes penetren el interior de la hebra. Usa una toalla de microfibra para sacar el agua del cabello rápidamente sin dañarlo con la fricción. Si no tienes una, usa una camiseta de algodón.

  3. Divídete el cabello

    Es importante asegurarse de que todo el largo se beneficie con la mascarilla, así que divídete el cabello en 3 o 4 capas puedes separarlo con pinzas o broches.

  4. Aplícate la mascarilla

    ¡Ahora sí a lo que vinimos! Centrándote solo en la mitad del largo y las puntas, masajea suavemente el producto por el cabello con un movimiento descendente durante 30 segundos. Esto ayudará a que el producto penetre y selle la cutícula del cabello, para lograr mayor brillo y suavidad.

    No hay necesidad poner grandes cantidades para haga efecto. Comienza por esparcir desde la mitad del largo y las puntas el tamaño equivalente a una moneda, y añade más si con eso no cubres la totalidad del cabello.

  5. Envuélvete el cabello en una camiseta o toalla caliente

    Este paso no es obligatorio, pero para algunas mujeres hacerlo mejora los resultados de la mascarilla. Comprime el cabello cubierto con la mascarilla en una camiseta de algodón o toalla caliente. Esto ayudará a maximizar los resultados de la marca que elijas, ya que la compresión ayuda a que los ingredientes penetren con mayor profundidad.

  6. Deja que se absorba

    Dejar la mascarilla en el cabello más tiempo que el indicado en las instrucciones no hace mal, pero si deseas obtener mejores resultados, sigue los tiempos recomendados en el envase. De 8 a 10 minutos es más que suficiente para que la mascarilla capilar haga efecto. Recuerda que la regla de oro de nunca cepillarse el cabello mientras está húmedo también aplica mientras tienes puesta una mascarilla.


  7. Enjuaga completamente

    Las mascarillas capilares contienen ingredientes potentes que restablecen el nivel de hidratación correcto de tu cabello. Luego de dejarla el tiempo correspondiente, debes lavar el cabello con agua fría cuidadosamente para que no se aplaste ni se ponga grasoso muy pronto.

    Ahora que sabes cómo usar una mascarilla capilar, determinemos cuál deberías comprar.

¿Qué mascarilla capilar deberías usar?

Si tu cabello se siente pesado o incluso grasoso tras usar correctamente una mascarilla, es probable que estés usando una demasiado enriquecida para tu cabello. La frecuencia con la que uses la mascarilla también dependerá de tu tipo de cabello y lo que sientas que este necesita; es posible que los tipos extremadamente secos o ásperos requieran una mascarilla dos veces a la semana, mientras que los tipos finos quizás solo necesiten una sesión por semana.

Cabello fino

Si tienes este tipo de cabello, quizás hayas descubierto que los pesados ingredientes de las mascarillas son demasiado para él; es posible que el cabello quede grasoso o se sienta pesado después de hacértela. Necesitarás un producto liviano que se enjuague bien y aun así te deje el cabello suave y con movimiento.

El Tratamiento Restauración de Pantene es tu mejor apuesta. Ha sido diseñado para el cabello fino y debilitado, y no contiene parabenos, colorantes ni aceites minerales. ¡Hidrata sin agregar peso!

Cabello seco y dañado

Como puedes imaginar, el cabello seco y dañado requiere hidratación para llenar los espacios vacíos en la estructura del cabello que hacen que su textura y su superficie sean ásperas. Lo que necesitas es una mascarilla de hidratación profunda como nuestras Ampollas/Ampolletas Restauración. Se trata de una fórmula enriquecida que le brinda al cabello un tratamiento de hidratación intensa que hace efecto en 60 segundos. La ventaja de este producto es su práctico formato, que hace que puedas llevarlo contigo al viajar o ir al gimnasio.

Cabello encrespado

El encrespamiento se produce cuando el cabello absorbe con facilidad la humedad de la atmósfera para compensar su falta de hidratación. Eso hace que ‘crezca’ y pierda la forma. Para lograr una superficie suave, necesitas una mascarilla de ingredientes que repongan la hidratación de tu cabello y le den una terminación elegante.

Nuestras Ampollas/Ampolletas Hidratación Extrema controlan el encrespamiento durante todo el día con solo 2 minutos de tratamiento y te defienden de la humedad, para lograr una terminación duradera, suave y bien definida.

Cabello teñido

¿Sabías que cuanto más te tiñes el pelo, menos capaz es de retener el color? Eso se debe a que el proceso de tintura cambia la estructura del cabello, que mientras más te tiñes, más se debilita. La solución es asegurarte de usar productos que prolonguen la vitalidad del color.

El Acondicionador 3 Minutos Milagrosos Restauración es un tratamiento doble. No solo ayuda a proteger el tono para que no se desgaste, sino que también repara parte del daño y la sequedad que provoca la tintura.

Cabello rizado

El cabello rizado es naturalmente más seco que otros tipos de cabello. Debido a las curvas de su estructura, los aceites naturales demoran más en bajar, lo que hace que se seque especialmente en las puntas. Si tienes cabello con afro, ondas o bucles, recurre a nuestro Acondicionador 3 Minutos Milagrosos Rizos Definidos para inundarlo con hidratación y mantenerlo suave y definido. Si no, la ya mencionada Crema para Peinar Rizos Definidos, de hidratación intensa, da muy buenos resultados en el cuidado del cabello rizado sin definición y propenso al encrespamiento.

Ahora que ya conoces el mundo de las mascarillas capilares ¡Te invitamos a que las pruebes! Ten la seguridad de que este producto maravilloso te ayudará a tener más días en los que tu cabello se vea fabuloso.

¿Fue útil este artículo?